¿Es cierto que la leche de yegua es la más parecida a la leche materna? ¿Qué hay de cierto sobre las maravillas que se proclaman sobre esta leche?

Actualizado: Vie, 23/01/2015 - 09:36

@PatriciaNevot

En vista de las muchas burradas que circulan sobre la leche de yegua, David Santos, un lector de “Comer o no comer”, nos ha pedido que respondamos al relinchante asunto de si la leche de yegua tiene tantas cualidades terapéuticas como se proclama, no vaya a ser que nos estemos perdiendo algún secreto de Cleopatra, Nefertiti o Sisí la Emperatriz. Afortunadamente ha venido a socorrernos al galope la nutricionista de “Alimmenta” Patricia Nevot quien en el siguiente vídeo nos aclara que su consumo se remonta a los romanos y los griegos, que ya la utilizaban con fines medicinales.

Asimismo, Nevot separa el grano de la paja (no sea que también se lo coma la yegua…) y avanza que hacen falta muchos más estudios para confirmar las mil y una maravillas de esta leche rica en ácido linoleico y en vitamina A, B1, B2, B6, B12, B13, C, D, E y K. 

Etiquetas: 

Publicidad

Contenido relacionado