Publicidad

Uno de los nuestros

Actualizado: Mié, 07/10/2015 - 16:16

Como si fuera una broma de Buster Keaton, el jueves 29 de septiembre Juan Revenga dejó de estar presente en el diario “20 Minutos” al timón de “El Nutricionista de la General”, tras comandar la sección durante tres años y medio. Por suerte, su blog de nutrición, uno de los mejores de España, si no el mejor, seguirá vivo de ahora en adelante en su página web.

El autor de “Con las manos en la mesa” (Ediciones 1001) y de "Adelgázame, miénteme" (Ediciones B), se ha despedido de sus lectores de “20 Minutos” con un mensaje subliminal: “Ahora, cuando “El Nutricionista de la General” quiera nombrar con todas las letras una conocida marca de refrescos famosa por vender agua con gas azucarada (o edulcorada) de color marrón, podrá hacerlo con toda la tranquilidad del mundo… o al menos asumiendo los riesgos que él solo quiera asumir”.

Aunque nos hemos puesto a pensar y a pensar, no hemos podido descifrar a qué marca se refiere. Hemos hecho algunas llamadas y, todo lo más, algunos de nuestros confidentes nos han sugerido que podría tratarse de una bebida cuya fórmula secreta está guardada bajo llave en la caja fuerte de un conocido banco de Atlanta (EE.UU.), pero ha sido decir esto y cortarse la línea, tras escucharse unos ruiditos desconcertantes y muy raros.

Total que se nos ha ocurrido escribir una tontería, una de esas ocurrencias que se van sin dejar rastro. Hela aquí: cuando se trata de información fiable (es decir, lo contrario a propaganda o publicidad) es muy importante saber la “composición nutricional” de la persona que escribe y del medio donde se publica la información, es decir, si tiene azúcares añadidos o grasas ocultas.

Hoy día es muy fácil caer en un ambiente obesogénico y, ostras Pedrín, ser engullido por entes XL. De hecho, es lo más normal del mundo. Hay varias maneras de descubrir a quienes ya se han convertido en zombies. La primera y principal es averiguar si la persona en cuestión habla por sí misma o lo hace como Mari Carmen y sus muñecos. Insistimos en que debe de tratarse de una solemne tontería, pero cada vez advertimos más revistas (con fotos muy chulas, eso sí) y webs con una vocación ventrílocua que parecen haber dejado de pensar en sus lectores para que se escuche la voz de su amo.

Ya que estamos, también creemos necesario incidir en la necesidad de leer detenidamente la “etiqueta” de muchas asociaciones y federaciones de nutricionistas, sus esponsors, los intereses creados y, en definitiva, si contienen o no grasas trans muy dañinas para la salud. Llámennos malpensados, pero cuando leemos en este enlace que la mismísima Asociación Americana de Dietética (hoy denominada “Academia de Nutrición y Dietética”) ha recibido más de un millón de dólares en los últimos cinco años, nos viene a la cabeza la importancia de la “resistencia nutricional”.

Por si fuera poco, se ha extendido el “Saludos, César, los que van a enriquecerse te saludan”. Por fortuna, Juan Revenga es uno de esos nutricionistas irreductibles que resisten siempre y todavía al invasor, pese a que toda la Galia parece estar ocupada por los romanos. Es por eso que desde “Comer o no comer” decimos: ¡larga vida a Juan Revenga!

Publicidad

Contenido relacionado