Publicidad

¿El zumo de naranja pierde vitamina C si no se bebe enseguida?

Actualizado: Mié, 22/10/2014 - 09:33

Todos hemos escuchado alguna vez esta teoría. Julio Basulto, uno de los impulsores de esta web, se encargó de “exprimirla” en un artículo que publicó en Consumer que empezaba de esta forma:  “existe la creencia de que la vitamina C se pierde a gran velocidad una vez que se exprimen las naranjas, pero en realidad tarda mucho más de lo que se cree en desaparecer del zumo”. En concreto, la vitamina C se mantiene perfectamente hasta 12 horas después de estrujar las naranjas y no se “evapora” al instante como creen algunas personas.

He aquí los argumentos: según justificó en septiembre de 2002 la doctora Patricia Murphy en la revista Journal of The American Dietetic Association, aunque la vitamina C (ácido ascórbico) se oxida con rapidez si se deja el zumo de naranja a temperatura ambiente, la sustancia que se genera, denominada ácido dehidroascórbico, sigue teniendo las mismas propiedades de la vitamina C.

La información más reciente sobre este particular proviene de una revisión publicada este año en la Revista Española de Nutrición Humana y Dietética en el que el primer firmante del artículo es el propio Basulto. En ella se reconoce que "existe la falsa creencia de que la vitamina C del zumo de naranja casero es poco estable" y se indica, además, que para que se produzca una disminución considerable de esta vitamina hay que recurrir a "condiciones extremas", como calentar el zumo a 120 ºC. En cuanto al efecto del tiempo sobre la vitamina, esta misma revisión señala que "la vitamina C se conserva perfectamente en el zumo hasta 12 horas, aunque el sabor puede volverse más amargo".

 

Publicidad

Contenido relacionado