Mitos para toda la vida: Unos kilos de más prolongan la existencia

Actualizado: Sáb, 31/08/2013 - 13:31

No es que tener sobrepeso reporte ninguna ventaja, si acaso las personas de avanzada edad con sobrepeso u obesidad visitan más al médico para mantener a raya el colesterol, la tensión arterial, etc.
Desde que cumplimos veinte años en adelante no deberíamos ganar más de dos o tres kilos de peso si de lo que se trata es de mantenerse sano”, señala Willett.
Los últimos estudios realizados señalan que el exceso de grasa corporal a partir de los 70 años disminuye la esperanza de vida.

El pasado 7 de enero un buen número de periódicos se hicieron eco de una noticia con un titular impactante: unos kilos de más prolongan la existencia. Y, efectivamente, en las fotos seleccionadas para ilustrar la noticia se observaba a señores algo entrados en carnes, muy sonrientes, o a mujeres pellizcándose los michelines de la misma guisa. Sin embargo, como dicen los ingleses, “el diablo está en los detalles”…

Nadie mejor para explicarlo que Abel Mariné, catedrático de Nutrición y Bromatología en la Facultad de Farmacia de la Universidad de Barcelona, que ya se refirió a este asunto en un artículo de opinión publicado el 13 de abril de 2012 en “El Punt Avui” titulado “La paradoxa d´una certa obesitat”, asunto al que volvió a referirse el sábado 13 de abril de 2013 en un artículo publicado en “La Vanguardia” titulado “Paradojas alimentarias”. He aquí la letra pequeña del referido estudio: en realidad, no es que tener sobrepeso reporte alguna ventaja a la población en general, sino, en todo caso, a las personas de edad avanzada. El principal motivo es que las personas con sobrepeso, conscientes de su situación, visitan más al médico que las de peso normal, lo que les permite mantener a raya el colesterol, la tensión arterial, etc.

Porque…¿es (realmente) recomendable ganar peso a partir de cierta edad? Esta es la pregunta que se hizo el dietista-nutricionista Julio Basulto en un reciente artículo publicado en “Consumer”. Según Basulto, desde hace años se discute si es conveniente ganar peso a partir de determinada edad. Así, mientras algunos especialistas señalan que a partir de los 60 años tener un ligero sobrepeso es más bueno que malo, otros profesionales sanitarios no están de acuerdo, caso de Walter Willett, jefe del Departamento de Nutrición de la Universidad de Harvard y uno de los principales epidemiólogos de la actualidad. En opinión de Willet, desde que cumplimos 20 años en adelante, no deberíamos ganar más de dos o tres kilos para mantener nuestra salud.

Con la intención de responder a la pregunta, una investigación publicada en agosto de 2010 en “Journal of Internal Medicine” realizó un seguimiento de 64.077 adultos mayores de 60 años en ocho países europeos (Francia, Grecia, Alemania, Italia, Holanda, España, Dinamarca y Suiza) para concluir que el aumento de peso en la edad adulta no protege de la posibilidad de contraer una enfermedad mortal, sino, al contrario: se asocia con un mayor riesgo de mortalidad a largo plazo. Una tesis que volvió a confirmar un nuevo estudio publicado en junio de 2011 (“Does excess body fat maintained alter the seventh decade decrease life expectancy?”) al constatar que el exceso de grasa corporal a partir de los 70 años disminuye la esperanza de vida.

El principal autor del estudio declaró en la presentación del trabajo: “las personas mayores que tienen un peso normal deben mantener su peso”. Para Basulto, estamos ante otra paradoja más. “La pregunta es: ¿la delgadez en personas mayores –se interroga este experto–  aumenta las posibilidades de contraer una enfermedad mortal o, por el contrario, contraer una enfermedad mortal (algo más frecuente con el paso de los años…) aumenta las posibilidades de perder peso?”. Basulto se decanta por la segunda opción: “lo esencial es tratar la enfermedad que lleva a adelgazar, en tanto la pérdida de peso no es más que un “síntoma” de que se padece una enfermedad grave”, y no obsesionarse con ganar peso como posible factor de protección, en línea con lo que recomendaban nuestras abuelas.

P.D. (23 de mayo de 2013) Cosas de la vida, justo después de redactar este texto, el Dr. Greenberg (perteneciente al Departamento de Salud y Nutrición de la la Universidad de la Ciudad de Nueva York), ha publicado, en la revista American Journal of Clinical Nutrition, una deliciosa investigación titulada "The obesity paradox in the US population" (la paradoja de la obesidad en la población de EE.UU.). Su conclusión concuerda con nuestro análisis: el supuesto menor riesgo de mortalidad en personas con exceso de peso se justifica porque los médicos utilizan técnicas de diagnóstico y terapéuticas apropiadas, más "intensas" y más tempranas en el proceso de las enfermedades que padecen. Cita: Greenberg JA. The obesity paradox in the US population. Am J Clin Nutr. 2013; 97(6):1195-200. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23636238

 

 

Etiquetas: 

Publicidad

Contenido relacionado