Publicidad

El poder de las especias: actividad neuroprotectora frente a enfermedades como alzhéimer, párkinson o meningitis

Actualizado: Mar, 13/12/2016 - 11:20

¿Sabías que los habitantes del subcontinente asiático (conformado por los países que quedan al sur del Himalaya, como la India y Pakistán, entre otros) sufren una menor incidencia de ciertas enfermedades neurodegenerativas que los habitantes de los países occidentales?

Aunque no se conocen exactamente las razones por las cuales algunas enfermedades como el alzhéimer, el párkinson o la meningitis son más comunes en unos países que en otros, ciertos factores relacionados con el estilo de vida, como el consumo frecuente de especias que se realiza en aquella parte del mundo en comparación con la mesura con que utilizamos las especias en Occidente, comienza a ser relacionado con el desarrollo de estas enfermedades neurodegenerativas.

No se trata únicamente de una observación empírica sino que, además, algunas investigaciones señalan que algunos nutrientes de especias y hierbas, como la cúrcuma, la pimienta roja y negra, el regaliz, el clavo, el jengibre, el ajo, el cilantro y la canela, despejan las vías inflamatorias y pueden llegar a prevenir enfermedades neurodegenerativas, en tanto parece existir una cierta evidencia científica de que la inflamación crónica juega un papel determinante en el desarrollo de ciertas patologías.

Lo expuesto hasta ahora conforma el punto de partida del artículo Neuroprotection by Spice-Derived Nutraceuticals: You Are What You Eat!,  llevado a cabo por el “MD Anderson Cancer Center” de la Universidad de Texas, posiblemente la clínica oncológica más famosa del mundo, como la calificó “El País” en su día, por disponer de los últimos avances en el diagnóstico, tratamiento y prevención del cáncer.

El texto que comentamos se centra en la manera en que los nutracéuticos derivados de diferentes especias modulan varias vías inflamatorias y “neuroprotegen” frente a ciertas enfermedades que tienen como denominador común la degradación neuronal. Los autores concretan que la India es uno de los países en desarrollo en los cuales el mal de Alzhéimer tiene menos prevalencia: solo el 0,7% de la población india de entre 70 y 79 años se ve afectada por alzhéimer, mientras que esta dolencia ataca al 3,1% de los estadounidenses de la misma edad.

Al respecto, el estudio destaca que recientemente se está prestando mucha atención a numerosas especias, plantas medicinales, frutas y verduras por su valor para mejorar las funciones cognitivas que pudieran hacer frente al alzhéimer. En ese sentido, –añaden- la curcumina, el pigmento de la especia que aporta el típico color amarillento al curry, de uso tan común en la India, ha demostrado ser capaz de combatir la enfermedad del alzhéimer mediante numerosos mecanismos.

También la piperina, un alcaloide presente en la pimienta negra, se ha revelado como eficaz en modelos animales contra el alzhéimer, mientras que el zingerone, un extracto de la raíz del jengibre, ha mostrado similares efectos potenciales contra el párkinson.

El estudio revisa otras enfermedades como los tumores cerebrales, la esclerosis múltiple, la epilepsia, la depresión, el derrame cerebral, la esquizofrenia y la meningitis. También expone que nutracéuticos de la cúrcuma, la albahaca, el ajo, el cilantro, la canela, el clavo, la pimienta, el pimentón o el jengibre, entre otros, han mostrado una cierta eficacia frente a esas enfermedades.

Las especias –concluyen los autores- han sido usadas durante más de 2000 años, pero sus actividades biológicas se han descubierto en la última década, siendo cada vez más evidente su potencial frente a numerosas enfermedades neurodegenerativas.

 

Etiquetas: 

Publicidad

Contenido relacionado