Publicidad

Brindar con agua, en el top patrio de la superstición

Actualizado: Mié, 23/05/2018 - 07:51

Según un estudio, un 75% de los españoles asegura que evita brindar con agua por interpretar que trae mala suerte. De hecho, si hubiera un rankingde supersticiones, brindar con agua sería la tercera acción que más evitan los españoles para ahuyentar el mal fario, solo después de pasar por debajo de una escalera –o de un andamio, ojo– y de abrir un paraguas dentro de casa, según leo en un artículo publicado por el “El Periódico” el 21 de noviembre de 2017.

Tanto es así –indica la revista “Época”– que el año pasado los Reyes de España agasajaron al mandatario argentino, Mauricio Macri, y a su mujer, Juliana Awada, con una lujosa cena de gala en el Palacio Real, pero vete tú a saber por qué, el presidente argentino se equivocó de copa y cogió la de agua, lo que llevó a Letizia a enmendarle el error, como podréis observar en este bonito vídeo. ¿Qué hubiera sido de nosotros si la reina no llega a corregir a Macri? Mejor ni imaginárselo…

Algunos historiadores creen que los orígenes del brindis se remontan al siglo IV antes de Cristo. “El hecho de que todo banquete griego–apunta 20 Minutos– se iniciara con una ceremonia consistente en que el anfitrión levantaba su copa, se la mostraba a sus invitados y libaba en primer lugar, no era sino una forma de asegurar a sus invitados que el vino no estaba envenenado”. Años después, los romanos se sumaron a esta costumbre, en la que llegaron a ser grandes maestros. Según otra versión, sus fiestas alcanzaban tal magnitud que los comensales solían levantar y golpear sus copas para llamar la atención de los sirvientes de cara a que les sirvieran más bebida.

Volviendo al “brindis zarista”, como se denomina a entrechocar las copas con agua, el poeta y periodista Manuel Rivas escribió en “El País Semanal” que el tabú de brindar con agua sería nomás una metáfora. Según parece, cada vez que había un banquete en el palacio imperial ruso, el zar podía hacer dos cosas: “brindar con vino por, pongamos, Popov. Y entonces Popov correspondía y sonreía entre aplausos. O brindar con agua por, pongamos, otra vez, Popov. Y entonces se hacía el silencio, Popov salía del salón y, en el exterior, se oía un disparo”, anota.

Sin embargo, ya desde la Antigua Grecia se brindaba con agua y, al parecer, se quedaban tan panchos. De hecho, esta práctica podría tener sus orígenes en que, según la mitología griega, los muertos castigados con el sufrimiento eterno debían de beber del río Lete, uno de los cursos fluviales del Inframundo, para olvidar su vida corpórea. Por esa razón, los griegos solían honrar y brindar a los muertos con vasos llenos de agua para así simbolizar su viaje hacia las profundidades de Hades.

Como la gente es a veces tan suya, el 10 de diciembre de 2017, la actriz Marta Hazas y el bloggero Alberto Ortiz se armaron de valor y –horror de los horrores– brindaron con agua mineral, inmortalizando el singular momento con un vídeo promocional. Sorprendentemente, los protagonistas tuvieron a posteriori semanas muy tranquilas y no se cayeron en la nieve ni tuvieron que lamentar ningún percance.

Sin embargo, si desde el punto de vista nutricional hay que recomendar un brindis, “Comer o no Comer” se decanta por brindar con agua del grifo: es más sostenible, no genera residuos, es mucho más barato (mientras un litro de agua embotellada puede costar un euro, mil litros de agua del grifo salen por 1,57€ más IVA; según Greenpeace, el 90% del precio de una botella de agua corresponde al envase) y, por si fuera poco, atrae la buena suerte, como ya saben un pequeño grupo de valientes.

Etiquetas: 

Consulta a un experto

Dietistas-nutricionistas listos para ayudarte a crear los cambios necesarios para mejorar tu vida

Contenido relacionado